Las enfermedades en el hígado presentan signos claros antes de desarrollarse completamente.

Si sabe identificar los síntomas, puede tratar y evitar problemas más graves.

Fue pensando en eso que trajimos 13 signos que indican que estamos con grasa en el hígado.

1. Dolor en el estómago

Normalmente, las señales más comunes son vómitos y náuseas, pero pueden confundirse con el embarazo, la depresión, los mareos, los dolores de cabeza o la intoxicación alimentaria.
Ahora, si usted siente dolor en el estómago, tenga mucha atención.



Cuando el hígado está enfermo, no puede expulsar las toxinas del cuerpo, causando una serie de molestias.

2. Color de la orina

Si su orina está naranja, amarilla o hasta casta, usted debe sospechar problemas en el hígado.

La alteración del color es el resultado del aumento de bilirrubina en la sangre.

Cuando el hígado no puede controlar la bilirrubina, los riñones son responsables de ello a través de la orina.



hígado _-_ señales



3. Mala digestión

El hígado es también responsable de controlar la bilis en el cuerpo.

Si, sin embargo, está enfermo, entonces los niveles biliares aumentarán dramáticamente, provocando diarrea y mala digestión.

Por otro lado, si los niveles biliares son muy bajos, podemos hacernos intolerantes a los alimentos grasos.

Otros síntomas comunes son: síndrome del intestino irritable, cálculos biliares, intolerancia al alcohol, hinchazón y estreñimiento.

4. Diarrea, estreñimiento y sangrado intestinal

Otra función del hígado es la acción coagulante.

Cuando tenemos problemas en el órgano, podemos sufrir con sangrado intestinal combinado con la diarrea o el estreñimiento.

5. Dolor abdominal

Toda la región del abdomen es bastante sensible y dolorosa.

6. Retención de líquido

El resultado se ve principalmente en los pies y los tobillos.

Otras posibles causas son la insuficiencia cardíaca, problemas renales, desequilibrio hormonal y enfermedades linfáticas.

7. Alteraciones abdominales

Si usted siente calambres, dolor en el vientre o hinchazón, puede considerar que su hígado está grasiento.





Otro síntoma de daño en el hígado puede ser ascitis, acumulación de fluido en la cavidad abdominal e hipertensión arterial en las venas o arterias del abdomen.

8. Picazón en la piel

Cuando sufrimos con problemas en el hígado, la piel es una de las primeras partes a sentir.

Por eso, es posible que usted sienta picazón y escamación.

Además, las contusiones pueden aparecer más fácilmente, así como la visibilidad de las venas.

La única forma de tratar el problema de verdad es cuidando el hígado.

9. Cambio de color en las heces

Las heces pueden quedar amarillentas o grises cuando tenemos hígado graso.

Si esto permanece por varios días, visite a su médico para comprobar su hígado.

10. Pérdida de apetito

La pérdida de apetito también puede estar relacionada con la deficiencia de bilis en el cuerpo.

Esta sustancia ayuda a la digestión de los lípidos.

Así, cuando el alimento no se digiere correctamente, eso afecta a nuestra voluntad de comer.

11. Ictericia

Esta es una de las señales más claras: la persona se queda con la piel, los ojos y la lengua amarillentos.

Esto ocurre debido al aumento excesivo de bilirrubina en la sangre.

Esta condición también puede estar asociada a problemas en la vesícula biliar y en el páncreas.

Entonces es mejor consultar al médico tan pronto como sea posible.

12. Desequilibrio hormonal

Cuando las hormonas están fuera de control, esto puede ser signo de que estamos con grasa en el hígado.

La consecuencia es la siguiente: los hombres empiezan a desarrollar senos y tanto ellos como las mujeres sufren con la pérdida de apetito sexual.

13. Fatiga y debilidad

La fatiga sin explicación es una de las principales señales de daño hepático.

Cuando el hígado no está funcionando como debería, el resto de los órganos trabajan con mucha dificultad.

Por eso, es normal que te sientas más cansancio.

Y usted no va a mejorar mientras no eliminar las toxinas.

Este es un blog de noticias sobre tratamientos caseros. No sustituye a un especialista. Consulte a su médico.

1 de cada 5 personas tiene sin saber la enfermedad del hígado graso - aquí están los 13 principales síntomas!




Las enfermedades en el hígado presentan signos claros antes de desarrollarse completamente.

Si sabe identificar los síntomas, puede tratar y evitar problemas más graves.

Fue pensando en eso que trajimos 13 signos que indican que estamos con grasa en el hígado.

1. Dolor en el estómago

Normalmente, las señales más comunes son vómitos y náuseas, pero pueden confundirse con el embarazo, la depresión, los mareos, los dolores de cabeza o la intoxicación alimentaria.
Ahora, si usted siente dolor en el estómago, tenga mucha atención.



Cuando el hígado está enfermo, no puede expulsar las toxinas del cuerpo, causando una serie de molestias.

2. Color de la orina

Si su orina está naranja, amarilla o hasta casta, usted debe sospechar problemas en el hígado.

La alteración del color es el resultado del aumento de bilirrubina en la sangre.

Cuando el hígado no puede controlar la bilirrubina, los riñones son responsables de ello a través de la orina.



hígado _-_ señales



3. Mala digestión

El hígado es también responsable de controlar la bilis en el cuerpo.

Si, sin embargo, está enfermo, entonces los niveles biliares aumentarán dramáticamente, provocando diarrea y mala digestión.

Por otro lado, si los niveles biliares son muy bajos, podemos hacernos intolerantes a los alimentos grasos.

Otros síntomas comunes son: síndrome del intestino irritable, cálculos biliares, intolerancia al alcohol, hinchazón y estreñimiento.

4. Diarrea, estreñimiento y sangrado intestinal

Otra función del hígado es la acción coagulante.

Cuando tenemos problemas en el órgano, podemos sufrir con sangrado intestinal combinado con la diarrea o el estreñimiento.

5. Dolor abdominal

Toda la región del abdomen es bastante sensible y dolorosa.

6. Retención de líquido

El resultado se ve principalmente en los pies y los tobillos.

Otras posibles causas son la insuficiencia cardíaca, problemas renales, desequilibrio hormonal y enfermedades linfáticas.

7. Alteraciones abdominales

Si usted siente calambres, dolor en el vientre o hinchazón, puede considerar que su hígado está grasiento.





Otro síntoma de daño en el hígado puede ser ascitis, acumulación de fluido en la cavidad abdominal e hipertensión arterial en las venas o arterias del abdomen.

8. Picazón en la piel

Cuando sufrimos con problemas en el hígado, la piel es una de las primeras partes a sentir.

Por eso, es posible que usted sienta picazón y escamación.

Además, las contusiones pueden aparecer más fácilmente, así como la visibilidad de las venas.

La única forma de tratar el problema de verdad es cuidando el hígado.

9. Cambio de color en las heces

Las heces pueden quedar amarillentas o grises cuando tenemos hígado graso.

Si esto permanece por varios días, visite a su médico para comprobar su hígado.

10. Pérdida de apetito

La pérdida de apetito también puede estar relacionada con la deficiencia de bilis en el cuerpo.

Esta sustancia ayuda a la digestión de los lípidos.

Así, cuando el alimento no se digiere correctamente, eso afecta a nuestra voluntad de comer.

11. Ictericia

Esta es una de las señales más claras: la persona se queda con la piel, los ojos y la lengua amarillentos.

Esto ocurre debido al aumento excesivo de bilirrubina en la sangre.

Esta condición también puede estar asociada a problemas en la vesícula biliar y en el páncreas.

Entonces es mejor consultar al médico tan pronto como sea posible.

12. Desequilibrio hormonal

Cuando las hormonas están fuera de control, esto puede ser signo de que estamos con grasa en el hígado.

La consecuencia es la siguiente: los hombres empiezan a desarrollar senos y tanto ellos como las mujeres sufren con la pérdida de apetito sexual.

13. Fatiga y debilidad

La fatiga sin explicación es una de las principales señales de daño hepático.

Cuando el hígado no está funcionando como debería, el resto de los órganos trabajan con mucha dificultad.

Por eso, es normal que te sientas más cansancio.

Y usted no va a mejorar mientras no eliminar las toxinas.

Este es un blog de noticias sobre tratamientos caseros. No sustituye a un especialista. Consulte a su médico.

Deja tu comentario: