Un hígado sano es esencial para tener salud.

Es decir, no se puede pensar en calidad de vida si tenemos un hígado enfermo.

Hay muchos problemas hepáticos que pueden causar serios trastornos y afectar nuestra salud.

Vale la pena, por lo tanto, cuidar de su hígado y desintoxicarlo periódicamente.



Una gran ventaja del hígado es que tiene la capacidad de recuperarse y seguir funcionando normalmente después de varias "agresiones".

Sin embargo, a lo largo de los años sufre un tremendo desgaste que llega a un punto en que el daño es irreparable.

Esto resulta en diferentes problemas hepáticos.

Por eso es importante saber detectar un problema en el hígado al principio.

¿Cómo?

Estos 15 síntomas pueden ser una señal de algún problema en este órgano:


1. Ganancia de peso sin explicación.

2. Desequilibrios hormonales.

3. Acné, piel muy aceitosa u otros problemas de piel.

4. Dolor articular o muscular crónico.

5. Dolores de cabeza recurrentes.

6. Ansiedad o depresión.

7. Cansancio constante.

8. Dificultad de concentración.

9. Blanqueamiento de los ojos y de la piel (ictericia).

10. Sueño a cualquier hora del día.

11. Transpiración excesiva.

12. Alteraciones intestinales, como diarrea, estreñimiento o gases.

13. Orina oscura.

14. Distensión y dolor abdominal agudo.

15. Mal aliento crónico.

Para mejorar la función hepática y evitar problemas en el hígado, es necesario incluir alimentos saludables en la dieta, así como incorporar algunos cambios que pueden ayudar a evitar la sobrecarga en el trabajo por el órgano:



- Optar por una dieta sana y equilibrada, incluyendo, nueces y semillas, alimentos fermentados, proteína animal magra, verduras, alimentos integrales, cereales, grasas sanas, etc.

- Beber bastante agua de buena calidad, entre 6 y 8 vasos por día.

- Comer alimentos ricos en fibra, tales como col, brócoli, acelga, alcachofas, lechuga, remolacha, zanahoria, linaza, semillas de chia, etc.

- Reducir el consumo de fructosa (leer frutas) a 20 o 25 gramos diarios.

- No consumir alcohol o reducir su ingestión.

- Consumir diariamente alimentos que son fuente de azufre, como brócoli, huevos, ajo, cebolla y col.

- Beber en ayunas la mezcla de un vaso de agua tibia con un limón exprimido a la hora.

- Aumentar el consumo de hojas verdes, ya que contienen magnesio, folato, vitamina B y vitamina C.

- Eliminar completamente de su dieta azúcares refinados.

- Aumentar el consumo de grasas saludables, como el aceite de coco y el de linaza.

- Eliminar los aceites "inflamatorios" de su dieta, como canola, maíz, soja o el de girasol no prensado en frío

- Aumentar el consumo de alimentos orgánicos, que no contienen sustancias tóxicas.

- Evite alimentos industrializados como salchichas y otras carnes procesadas.

5 SEÑALES DE QUE SU HÍGADO ESTÁ ENFERENTE - Y COMO RESOLVER EL PROBLEMA NATURALMENTE




Un hígado sano es esencial para tener salud.

Es decir, no se puede pensar en calidad de vida si tenemos un hígado enfermo.

Hay muchos problemas hepáticos que pueden causar serios trastornos y afectar nuestra salud.

Vale la pena, por lo tanto, cuidar de su hígado y desintoxicarlo periódicamente.



Una gran ventaja del hígado es que tiene la capacidad de recuperarse y seguir funcionando normalmente después de varias "agresiones".

Sin embargo, a lo largo de los años sufre un tremendo desgaste que llega a un punto en que el daño es irreparable.

Esto resulta en diferentes problemas hepáticos.

Por eso es importante saber detectar un problema en el hígado al principio.

¿Cómo?

Estos 15 síntomas pueden ser una señal de algún problema en este órgano:


1. Ganancia de peso sin explicación.

2. Desequilibrios hormonales.

3. Acné, piel muy aceitosa u otros problemas de piel.

4. Dolor articular o muscular crónico.

5. Dolores de cabeza recurrentes.

6. Ansiedad o depresión.

7. Cansancio constante.

8. Dificultad de concentración.

9. Blanqueamiento de los ojos y de la piel (ictericia).

10. Sueño a cualquier hora del día.

11. Transpiración excesiva.

12. Alteraciones intestinales, como diarrea, estreñimiento o gases.

13. Orina oscura.

14. Distensión y dolor abdominal agudo.

15. Mal aliento crónico.

Para mejorar la función hepática y evitar problemas en el hígado, es necesario incluir alimentos saludables en la dieta, así como incorporar algunos cambios que pueden ayudar a evitar la sobrecarga en el trabajo por el órgano:



- Optar por una dieta sana y equilibrada, incluyendo, nueces y semillas, alimentos fermentados, proteína animal magra, verduras, alimentos integrales, cereales, grasas sanas, etc.

- Beber bastante agua de buena calidad, entre 6 y 8 vasos por día.

- Comer alimentos ricos en fibra, tales como col, brócoli, acelga, alcachofas, lechuga, remolacha, zanahoria, linaza, semillas de chia, etc.

- Reducir el consumo de fructosa (leer frutas) a 20 o 25 gramos diarios.

- No consumir alcohol o reducir su ingestión.

- Consumir diariamente alimentos que son fuente de azufre, como brócoli, huevos, ajo, cebolla y col.

- Beber en ayunas la mezcla de un vaso de agua tibia con un limón exprimido a la hora.

- Aumentar el consumo de hojas verdes, ya que contienen magnesio, folato, vitamina B y vitamina C.

- Eliminar completamente de su dieta azúcares refinados.

- Aumentar el consumo de grasas saludables, como el aceite de coco y el de linaza.

- Eliminar los aceites "inflamatorios" de su dieta, como canola, maíz, soja o el de girasol no prensado en frío

- Aumentar el consumo de alimentos orgánicos, que no contienen sustancias tóxicas.

- Evite alimentos industrializados como salchichas y otras carnes procesadas.

Deja tu comentario: