Elimina los ácaros de tu colchón con este sencillo remedio
Muchas son las personas que desconocen qué son los ácaros y por qué se alojan en lugares tan nuestros. Sí, puede que pienses que si eres aseado nada de esto podría pasar pero si se puede. Tienen mucha facilidad para estar inmersos en nuestra sábana, cama y almohada.



Te estarás preguntando por qué pasa esto. Los ácaros son insectos extremadamente diminutos y tienen una increíble facilidad para multiplicarse. Se alojan en los lugares ya mencionados porque es donde queda el sudor del cuerpo y las células de la piel muerta. Precisamente su nombre proviene de Grecia y quiere decir diminuto o que no se corta.



Existen muchas especies distintas, entre 50.000 ya encontradas y se estima que hay muchísimas más que no han sido halladas. Los ácaros del polvo miden aproximadamente de 0,2 a 0,5mm pero los ácaros de los folículos humanos son mucho más pequeños y miden aproximadamente 0,1mm.

Los ácaros pueden producir alergias y algunos otros problemas de salud, por eso es importante atacarlos y no permitir que se alojen en ninguna parte de la habitación. A medida que fuimos creciendo, nuestros padres nos fueron creando distintos hábitos, entre eso el de acomodar la cama apenas nos despertamos, sin embargo, los padres esta vez se equivocaron.

Si tendemos la cama apenas nos salimos de ella, se atrapará el calor de nuestro cuerpo o incluso el sudor, además de las células de la piel muerta. Los ácaros se alimentan de esto, por tanto es mejor despertarnos y abrir nuestras ventanas para que entre la luz del sol y el aire, de esta manera los ácaros comenzarán a deshidratarse y a su vez se eliminarán.



Si estarás en casa puedes hacer tu cama luego de desayunar y hacer cualquier otra actividad, entre más tiempo se espere mejor. Si tienes que salir, te recomendamos que dejes la cama como estaba tal cual al despertar y cuando vuelvas a casa la acomodes.

Los especialistas en el tema recomiendan lo mismo, no hay apuros. Para algunos será difícil quitarse la costumbre pero piensa en los desagradables ácaros y no te quedarán ganas de hacer la cama al despertar.

Elimina los ácaros de tu colchón con este sencillo remedio casero



Elimina los ácaros de tu colchón con este sencillo remedio
Muchas son las personas que desconocen qué son los ácaros y por qué se alojan en lugares tan nuestros. Sí, puede que pienses que si eres aseado nada de esto podría pasar pero si se puede. Tienen mucha facilidad para estar inmersos en nuestra sábana, cama y almohada.



Te estarás preguntando por qué pasa esto. Los ácaros son insectos extremadamente diminutos y tienen una increíble facilidad para multiplicarse. Se alojan en los lugares ya mencionados porque es donde queda el sudor del cuerpo y las células de la piel muerta. Precisamente su nombre proviene de Grecia y quiere decir diminuto o que no se corta.



Existen muchas especies distintas, entre 50.000 ya encontradas y se estima que hay muchísimas más que no han sido halladas. Los ácaros del polvo miden aproximadamente de 0,2 a 0,5mm pero los ácaros de los folículos humanos son mucho más pequeños y miden aproximadamente 0,1mm.

Los ácaros pueden producir alergias y algunos otros problemas de salud, por eso es importante atacarlos y no permitir que se alojen en ninguna parte de la habitación. A medida que fuimos creciendo, nuestros padres nos fueron creando distintos hábitos, entre eso el de acomodar la cama apenas nos despertamos, sin embargo, los padres esta vez se equivocaron.

Si tendemos la cama apenas nos salimos de ella, se atrapará el calor de nuestro cuerpo o incluso el sudor, además de las células de la piel muerta. Los ácaros se alimentan de esto, por tanto es mejor despertarnos y abrir nuestras ventanas para que entre la luz del sol y el aire, de esta manera los ácaros comenzarán a deshidratarse y a su vez se eliminarán.



Si estarás en casa puedes hacer tu cama luego de desayunar y hacer cualquier otra actividad, entre más tiempo se espere mejor. Si tienes que salir, te recomendamos que dejes la cama como estaba tal cual al despertar y cuando vuelvas a casa la acomodes.

Los especialistas en el tema recomiendan lo mismo, no hay apuros. Para algunos será difícil quitarse la costumbre pero piensa en los desagradables ácaros y no te quedarán ganas de hacer la cama al despertar.

Deja tu comentario: