as investigaciones de hoy día confirman lo que nuestros antepasados sabían desde hace siglos. También, los científicos han encontrado que el ajo puede prevenir enfermedades cardiovasculares y reducir la presión arterial.
Receta
350 gramos de ajo picado
230 gramos de alcohol de 95 a 96° (Puede ser Ron u otro licor).
Preparación
Para preparar esta cura milenaria, necesitaremos un frasco de vidrio con su tapa, y procedemos a realizar los siguientes pasos:
Paso 1: Agregamos el ajo y el alcohol en el frasco de vidrio y posteriormente lo cerramos herméticamente. Luego de cerrado lo guardamos en la nevera por 10 días.
ESTE TRATAMIENTO SIRVE PARA TRATAR LAS SIGUIENTES AFECCIONES:
Arteriosclerosis
Enfermedades pulmonares
Sinusitis
Enfermedades cardiovasculares
Grasas y piedras (riñón, vesícula)
Hipertensión
Varios trastornos de la visión y de la audición
Falta de apetito
Artritis y el reumatismo
Gastritis, úlceras de estómago y las hemorroides
Derrite los coágulos de sangre
Mejora el metabolismo y por lo tanto todos los vasos sanguíneos (re) convertido elástica
Regula el peso corporal
Ciertos tumores externos e internos
Recuerda utilizar esta cura con cuidado y responsabilidad, ya que es muy poderosa.

LA RECETA MÁS ANTIGUA CONOCIDA POR LA HUMANIDAD PARA CURAR MÁS DE 23 ENFERMEDADES


as investigaciones de hoy día confirman lo que nuestros antepasados sabían desde hace siglos. También, los científicos han encontrado que el ajo puede prevenir enfermedades cardiovasculares y reducir la presión arterial.
Receta
350 gramos de ajo picado
230 gramos de alcohol de 95 a 96° (Puede ser Ron u otro licor).
Preparación
Para preparar esta cura milenaria, necesitaremos un frasco de vidrio con su tapa, y procedemos a realizar los siguientes pasos:
Paso 1: Agregamos el ajo y el alcohol en el frasco de vidrio y posteriormente lo cerramos herméticamente. Luego de cerrado lo guardamos en la nevera por 10 días.
ESTE TRATAMIENTO SIRVE PARA TRATAR LAS SIGUIENTES AFECCIONES:
Arteriosclerosis
Enfermedades pulmonares
Sinusitis
Enfermedades cardiovasculares
Grasas y piedras (riñón, vesícula)
Hipertensión
Varios trastornos de la visión y de la audición
Falta de apetito
Artritis y el reumatismo
Gastritis, úlceras de estómago y las hemorroides
Derrite los coágulos de sangre
Mejora el metabolismo y por lo tanto todos los vasos sanguíneos (re) convertido elástica
Regula el peso corporal
Ciertos tumores externos e internos
Recuerda utilizar esta cura con cuidado y responsabilidad, ya que es muy poderosa.

Deja tu comentario: